Nancy Arnal, la médico que apredió a ser libre a través de las misiones

Lunes, 14 de Diciembre de 2015

La Misión Robinson, creada en 2003 por Hugo Chávez, es un programa educativo que sacó del analfabetismo a más de un millón de venezolanos que fueron excluidos del sistema formativo durante la IV República. Además, fue el punto de inicio de un conjunto de políticas educativas destinadas a garantizar la formación profesional de aquellos que no pudieron acceder al sistema educativo.

Nancy Arnal, Medica Integral Comunitaria, es producto de todas estas políticas públicas destinadas a democratizar el acceso al conocimiento. Ella, quien era camarera en el Hospital Pérez de León, Caracas, no sabía escribir ni leer y vivía "arrimada" en una habitación de un apartamento en Palo Verde.

"Yo no quería inscribirme en la Misión Robinson, porque se decía que las misiones no iban a valer y que los títulos eran chimbos, y que uno no salía bien preparado. Lo otro era que ya estaba muy adulta, con hijos, y estaba pendiente de bailar y trabajar", expresó Nancy, en un acto encabezado por el presidente de la República, Nicolás Maduro, que se desarrolló este miércoles en el Círculo Militar de Caracas, para celebrar los diez años de la declaración de Venezuela como territorio libre de analfabetismo por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés)

En ese encuentro, esta venezolana relató que, pese a los intentos de una compañera de trabajo, Josefina Blanco, por convencerla de inscribirse en la Misión, se mantenía renuente a formarse en este programa social.

"Llegué un día a la casa donde estaba viviendo arrimada y estaba sola. Prendí la Televisión y estaba el Presidente Chávez diciendo que había creado unas misiones. Después dijo: 'Es contigo, María, es contigo mujer' y yo volteé a ver si tenía a alguien atrás, porque sentía que hablaba conmigo. Era la ignorancia" explicó.

"Desde ese momento concienticé que el señor Presidente, que le dice a una persona, a un pueblo, que estudie y que se prepare, es un presidente bueno", expresó Arnal acerca del impulso que le brindó el Comandante Chávez.

Una vez que Nancy aprendió a leer y escribir con la Misión Robinson, se motivó a continuar con sus estudios e ingresó a la Misión Ribas, otra política educacional creada por el Comandante Hugo Chávez en 2003 para facilitar los estudios de bachillerato a quienes no pudieron cursarlos o los abandonaron.

"Cuando aprendí a leer fue más fácil para mí. Descubrí todo lo que pasaba a mi alrededor. Cuando yo no sabía leer, ni escribir, todos eran chéveres, pero cuando empecé a leer y a escribir empecé a ganar enemigos porque ya me daba cuenta de todo lo que me hacían y de todo lo que pasaba a mi alrededor, y me daba cuenta que me humillaban".

La Misión Robinson y Ribas permitieron que Nancy se enfocara en lo que realmente quería hacer. Gracias a estos programas derrotó por completo la ignorancia, y después pudo dedicarse a estudiar para convertirse en una Médica Integral Comunitaria, a través de la Misión Sucre, nacida hace 12 años.

"Aprendí a defenderme y a ver que estaba en la oscuridad. Fue después de aprender cuando me sentí libre", expresó.

La Misión Robinson fue el punto de partida para implementar más programas que garantizaran los derechos de los venezolanos en educación, con misiones como la Robinson y la Ribas; a la salud, con la Misión Milagro; a tener un hogar, con la Gran Misión Vivienda Venezuela, entre otros derechos.

Así, se saldó una deuda histórica dejada por gobiernos que apostaban a la ignorancia del pueblo para hacerse del poder, condición que revirtió la Revolución Bolivariana en aras de empoderar a los venezolanos.

Texto: AVN