PARTICIPACIÓN POPULAR DE LAS MUJERES

 

El Instituto Nacional de la Mujer (INAMUJER) tiene entre sus tareas fundamentales relacionar a la base de mujeres, es decir, a las mujeres de las comunidades, con el Estado. Esto enmarcado en el mandato de cogobernabilidad, cogestión y participación popular que emana de nuestra Constitución Bolivariana y en la nueva institucionalidad que estamos llamados a construir desde todos los espacios de la administración pública.

 

El INAMUJER ha desarrollado un proceso democratizador del organismo, promoviendo y propiciando la participación de las mujeres en sus comunidades, organizaciones, instituciones públicas o privadas y diversas áreas de actividad, impulsándolas hacia un rol protagónico en todos los ámbitos, ejerciendo su soberanía como integrantes de la mitad de pueblo venezolano.

 

Para lograrlo se crearon los Puntos de Encuentro con INAMUJER que son entonces organizaciones comunitarias de mujeres, creadas bajo el auspicio del INAMUJER, cuyo papel fundamental es defender los derechos de las mujeres dentro del Poder Popular reflejado este último en los Consejos Comunales. Los Puntos de Encuentro de alguna manera son como réplicas del INAMUJER en cuanto a que su objetivo primordial es luchar por el adelanto de las mujeres desde la base democratizando el conocimiento acerca de sus derechos.

 

En este sentido es oportuno resaltar que aún cuando las mujeres protagonicen en su mayoría las organizaciones de base que han nacido al calor de la Revolución Bolivariana debe existir, y es responsabilidad del INAMUJER crear las condiciones necesarias para que esto suceda, una organización que se dedique específicamente a la defensa de los derechos de las mujeres, en este caso los Puntos de Encuentro.

 

Todo esto pues la desigualdad de género es un problema que se da en todos los espacios y está basado en estereotipos y roles de género que son asumidos por la sociedad como naturales. Siendo así, la lucha por la equidad de género tiene que darse en todos los ámbitos y debe involucrar a todos los sectores organizados de la sociedad.

 

Los Puntos de Encuentro con INAMUJER comenzaron a crearse desde el año 2000 desde la Dirección de Regiones y Participación Comunitaria, responsable de fortalecer y promover la organización de las mujeres, y hoy en día suman 20 mil en todo el país. Están constituidos por grupos no menores de cinco mujeres, con una coordinadora que pueden establecerse en cualquier lugar de la geografía nacional.

 

Los Puntos de Encuentro con INAMUJER fueron, junto con los Círculos Bolivarianos, la primera forma de organización popular de base que nació en esta Revolución Bolivariana y quizás por esto en muchos casos no han limitado su accionar al campo de la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres sino que han trabajado por la conformación de comités de salud, mesas técnicas de agua, de energía o electricidad e inclusive Consejos Comunales. Son un colectivo de mujeres con un altísimo compromiso social y revolucionario presente en todo el país.

 

Además de los Puntos de Encuentro durante este proceso revolucionario se han fundado también diversas organizaciones de mujeres como: el Movimiento Manuelita Sáenz, el Movimiento de Mujeres Clara Zetkin, la Fuerza Bolivariana de Mujeres Josefa Camejo, la Asociación Bolivariana de Primeras Damas, la Red de Mujeres en Altas Funciones de Gobierno, entre otros, y cientos de ONG`s de mujeres registradas en el Instituto Nacional de la Mujer.